ENLIST WITH FACEBOOK
--

25 años de Warhammer 40.000

En el 41º milenio solo hay guerra. Y menuda guerra, señora. En 1987 nació Warhammer 40.000, el juego de estrategia con miniaturas de Games Workshop en un intento por diversificar su línea de productos y crear una variante a Warhammer Fantasy Battle, lanzado oficialmente cuatro años antes y ganando un éxito que era inevitable que se explotase en otros frentes. Lo que comenzó como una mera interpretación futurista de la ambientación fantástica de su predecesor fue cogiendo cuerpo y personalidad hasta poder diferenciarse de otras propuestas similares. Ahora que se cumple su 25 aniversario es un buen momento de darle un repaso a lo que ha dado de sí la licencia en nuestro campo.

El futuro es chungo. El Imperio humano ha colonizado la galaxia gracias sobre todo a su cuerpo de Marines Espaciales, quienes luchan constantemente con otras razas a las que no le sienta muy bien la hegemonía del hombre. Entre los seres corrompidos por el caos, los Orkos (con ka, ojo), los alienígenas Tiránidos y los estirados Eldar, nuestra civilización no se aburre. Esos asuntos, unidos al hecho de ser un gobierno fundamentalista que considera al emperador como un dios y su descontrolado culto hacia lo tecno-religioso hacen que, como ya digo, Warhammer 40k mole mucho. Resistamos la tirada de dispersión y vayamos al lío.

El primer juego relacionado no estaba directamente basado en 40k, sino en uno de sus subproductos. Games Workshop, junto con MB, lanzó sendos juegos de mesa basados en sus licencias pero simplificando el concepto de juego para poder llegar a todos los públicos. Hablamos de HeroQuest y Cruzada Estelar. Éste último tuvo en 1992 su interpretación digital, siendo Space Crusade un calco en cuanto a las misiones y desarrollo de su homónimo de tablero al igual que lo fue Heroquest, ambos realizados por Gremlin. Al igual que su juego deudor, controlábamos a escuadras de tres capítulos diferentes de marines espaciales en varias misiones de embarque en naves enemigas.

Al año siguiente se lanzó Space Hulk, que versionaba el otro “juego de especialista“de Games Workshop derivado de 40k, con un reglamento más rico y donde controlábamos a Marines Exterminadores por angostos pasillos mientras liquidábamos Genestealers en un guiño conceptual a la claustrofóbica ambientación de la película Aliens de James Cameron. En este caso, aunque respetando igualmente el reglamento original, se alternaba entre una visión subjetiva del mapa con la visión en primera persona de los marines en la que, aún pudiendo pausar el juego en todo momento, la acción se desarrollaba en tiempo real. ¡Y qué intro tenía el juego, qué intro!

En 1996 apareció una secuela de dicho juego para PC y Sega Saturn, Vengeance of Blood Angels, en la que en vez de recorrer los escenarios al estilo de los viejos dungeon crawlers por cuadrícula, podíamos movernos en un entorno tridimensional, estando mucho más orientado a la acción con respecto a sus antecesores pero manteniendo el malrollismo propio de la ambientación.

Warhammer 40000 y el resto de líneas de figuras se rigen por una escala de entre 25 y 28mm para representar a las miniaturas. Para aumentar la magnitud de los combates y el número de unidades en juego se creó la escala Epic (llamada Warmaster en Fantasy), en la que las miniaturas eran de 6mm, lo que permitía introducir vehículos y demás parafernalia mucho más grande, como los icónicos titanes, engendros gigantes mecánicos que podían hacer estragos en el campo de batalla. Ésto último parece que lo he leído de una White Dwarf.

Final Liberation fue lanzado por SSI para PC en 1997, y utilizó Epic como referencia para desarrollar un juego de estrategia por turnos que representaba las batallas de tablero a dicha escala. El modo campaña enfrentaba a Orkos y el Imperio, pudiendo también jugarse partidas en red local o a través de Internet.

Warhammer 40.000: Chaos Gate es, para gusto del que suscribe, el mejor juego que ha utilizado la licencia en cuanto a la ambientación y el feeling que emana. Es el primer juego que representa la verdadera idiosincrasia del juego de tablero: Controlar una escuadra de marines en escaramuzas por terrenos llenos de coberturas y edificaciones con las que realizar movimientos estratégicos. También fue desarrollado para PC por Strategic Simulations Inc. La contienda en este caso está centrada en el enfrentamiento entre Ultramarines y los ejércitos del caos formados por el capítulo renegado de Los portadores de la palabra. Y la banda sonora es para echarle de comer aparte.

El grandioso estudio Dreamforge Intertainment lanzó en 1999 Rites of War, otro juego de estrategia por turnos que utilizaba el motor del conocido Panzer General 2, derivando la estrategia más análoga al juego de mesa en un simulador quizás demasiado recio para lo que pretendía representar. El movimiento por una cuadrícula formada por hexágonos y representación de unidades unificadas en una sola tiene sentido en otras ambientaciones, pero si se le quita la espectacularidad y la épica a un concepto que bebe fundamentalmente de eso, no queda mucho que rescatar.

Los Tau son una de las últimas razas añadidas al imaginario de personajes del universo 40k, unos seres humanoides tecnológicamente avanzados cuya distribución por castas podría recordar a una especie de elfos del bosque futuristas. Uno de éstos es el protagonista de Fire Warrior, un anodino shooter en primera persona que apareció en 2003 para PS2 y PC cuyo planteamiento ponía como enemigos al propio imperio además del ejército del caos. Olvidable, aunque fue el primer título distribuido por THQ, quien se ha encargado en la última década de explotar hasta la extenuación su conocida saga de estrategia…

Y entonces llegó Relic Entertainment en 2004 y parió Dawn of War, y con él una longeva saga que entre expansiones y secuelas ha copado los últimos años de material relacionado. Aquí se dejaron de lado los turnos para centrarse en una estrategia en tiempo real centrada en los combates. El juego original traía una campaña protagonizada por Marines Espaciales, además de poder jugar como Eldar, El Caos y Orkos en multijugador. Fíjense el grado de confianza de Games Workshop que incluso presentaron un nuevo capítulo de marines en el juego, los Cuervos Sangrientos.

Las sucesivas expansiones añadieron nuevas razas y unidades a cada bando. Winter Assault de 2005 incorporó la Guardia Imperial. Dark Crusade, lanzado al año siguiente, funcionaba como juego independiente, e incluía a los Tau y los Necrones, además de añadir un modo de juego en el modo campaña en el que debíamos conquistar diferentes localizaciones como si de un juego de tablero se tratase. Por último, Soulstorm incorporaba a las Hermanas de Batalla además de añadir nuevos modos de juego y un sistema de evolución de personaje para el multijugador.

Entretanto aparecieron un par de juegos para plataformas portátiles. Glory in Death fue un título para el ya olvidado Nokia N-Gage que utilizaba la estética y planteamiento de los exitosos Advance Wars de Nintendo. En 2007 también apareció Squad Command para Nintendo DS y PSP, que retomaba la estrategia por turnos perdida con Dawn of War pero con unos gráficos similares a los de éste.

Y dado el éxito de su predecesor, estaba cantado Dawn of War 2, en el que se potenció el uso de coberturas en el juego, haciéndolo parte fundamental del sistema de juego y permitiendo poder lidiar con muchísimos enemigos simultáneos manejando nosotros una pequeña escuadra de unidades.En este caso estaban presentes Marines Espaciales, Orkos, Eldar y Tiránidos, y al igual que su predecesor, ha tenido varias expansiones. Chaos Rising añadía al ejército del Caos, mientras que Retribution sumó a la fiesta a la Guardia Imperial. Y la cosa no acaba aquí, ya que Relic ha confirmado que sigue trabajando en nuevas expansiones para la saga, así como una tercera parte.

Y por fin llegamos a la actualidad, siendo el último representante de Warhammer 40.000 el reciente Space Marine, que por primera vez se sale de los menesteres estratégicos que siempre han tenido asociados los títulos basados en la licencia para marcarse un Hack’and’Slash en el que masacramos Orkos con nuestros Ultramarines. Una experiencia diferente de la que me gustaría hablarles largo y tendido, pero eso será en otro momento. ¡Larga vida al Emperador!

  • +0
    responder
    Cargide
    Recluta
    6 marzo, 2012

    Creo que ha sido despiste más que nada, pero en DOW 1 y en el 2 el juego base solo tiene la campaña de los marines espaciales, pero el resto de razas que se dicen son las que están disponibles en el multi.

  • +0
    responder
    ElRoSSo
    Recluta
    6 marzo, 2012

    Totalmente cierto, me pasó la memoria mala factura al recordarlos solo por el multijugador. Ya está corregido, ¡gracias por el aviso!

  • +0
    responder
    Cargide
    Recluta
    7 marzo, 2012

    De nada, y enhorabuena por el artículo, que antes se me pasó.

  • +0
    responder
    All Your Blog Are Belong To Us (CXXXIX) - La Isla Buscada
    Recluta
    10 marzo, 2012

    [...] dando caña al ‘Space Marine’ y me está encantando, así que es el momento clave para leer los 25 años de Warhammer 40.000 de [...]

  • +0
    responder
    All Your Blog Are Belong To Us (CXXXIX) - Sopaipleto » Sopaipleto
    Recluta
    10 marzo, 2012

    [...] al ‘Space Marine’ y me está encantando, así que es el momento clave para leer los 25 años de Warhammer 40.000 de [...]

  • +0
    responder
    Belanner
    Recluta
    10 marzo, 2012

    Muy buen articulo.

    Solo decir que se te olvidómencionar la inclusión de los Eldar Oscuros en la expansion de DOW Soulstorm.

    Me acuerdo del Fire Warrior jejeje, ya en su momento se veia que no era muy bueno el juego, pero era un shooter de 40K y era toda una novedad…eso si, era dificil de narices. 

    Muy grande 40K, lástima que los precios cada vez más altos de las cajas de miniaturas cada vez más rácanas de los sacapastas Games Workshop no ayuden a seguir el hobby.  

  • +0
    responder
    Kawa V
    Recluta
    10 marzo, 2012

    Se te olvida el futuro MMORPG: Dark Millenium

  • +0
    responder
    Francis Breaker
    Recluta
    12 marzo, 2012

    No soy mucho de estrategia y táctica, así que espero que pronto “hayamus” análisis en profundidad del Space Marine, no?
    nota: no es por meter presión  : )

  • +0
    responder
    ElRoSSo
    Recluta
    12 marzo, 2012

    Cuando me ponga por él igual cae la pertinente reseña. ¡Como afín al universo 40k lo haría con gusto!

  • +0
    responder
    All Your Blog Are Belong To Us CXXXIX
    Recluta
    26 abril, 2012

    [...] al ‘Space Marine’ y me está encantando, así que es el momento clave para leer los 25 años de Warhammer 40.000 de [...]

  • +0
    responder
    Steam lanza descuentos en Warhammer 40k: Space Marine y la saga Dawn of War durante todo este fin de semana. Los videojuegos basados en el universo Warhammer 40k de oferta en Steam – Atrincherados.net
    Recluta
    29 junio, 2012

    [...] unos meses le pegamos un repaso en esta santa casa a los videojuegos basados en el 41º milenio del universo Warhammer con motivo de su 25 aniversario. Pues para que no decaiga la fiesta y como preludio de las ofertas [...]

  • +0
    responder
    Los creadores de la saga Total War realizarán juegos basados en Warhammer Fantasy
    Recluta
    7 diciembre, 2012

    [...] representación en lo que a videojuegos de estrategia se refiere (no así Warhammer 40.000, como bien repasaba Raúl a raíz del veinticinco aniversario de la creación de Games Workshop). Lo último lanzado bajo su [...]

Fuego cruzado, ten cuidado donde apuntas.