ENLIST WITH FACEBOOK
--

Análisis: Far Cry 3

Far Cry (Crytek, 2004) estaba protagonizado por un antiguo miembro de las fuerzas especiales del ejército estadounidense, que por azares del destino se veía atrapado en una isla paradisíaca plagada de mercenarios y mutantes. Como casi todo lo que hacen los alemanes de Crytek, el juego era un espectáculo visual divertido, que carecía de la pasta con la que están hechos los más grandes. Con Far Cry 2 (Ubisoft Montreal, 2008) la licencia pasó de manos y durante el intercambio se perdieron todos los elementos reconocibles del primer juego. La segunda entrega no compartía protagonista, que ya no era ese militar retirado sino un soldado de fortuna cualquiera; ni historia, que no tenía nada que ver con mutantes; ni ambientación, que pasaba del trópico a la sabana africana; ni prácticamente nada. Además, siguiendo la estela del original, Far Cry 2 era poco más que un espectáculo visual con muy buenas ideas y mala ejecución.

Far Cry 3 (Ubisoft Montreal, 2012), sin embargo, ha tenido el acierto de coger los mejores elementos de cada una de las dos anteriores entregas —los que funcionaron— y los ha combinado en el que se convierte sin muchos problemas no solo en el mejor título de la franquicia, sino también en un nuevo referente en lo que a hacer las cosas bien se refiere. El protagonista esta vez no es ni un fuerzas especiales jubilado ni un mercenario cualquiera buscando joyas en la sabana. En esta ocasión el peso de la narración cae sobre los hombros del joven Jason Brody, un veinteañero normal y corriente que, haciendo turismo con sus hermanos y amigos, tiene la mala fortuna de ser capturado por una banda de piratas modernos. De esos de lanzacohetes, no de los de parche en el ojo y loro al hombro.

Far Cry 3_1

Con este planteamiento tan sencillo Far Cry 3 nos introduce en los primeros diez minutos de juego a nuestro aséptico personaje, al carismático a la par que demente malo de turno, y al verdadero protagonista del videojuego: la isla. Como en Perdidos, el personaje que nos mantendrá enganchados durante demasiadas horas preguntándonos qué será lo siguiente con lo que intentará reventarnos la cabeza, no tiene ni brazos ni piernas, sino árboles y montañas. La isla de Far Cry 3 es como una señorita muy maciza que comienza a quitarse la ropa sensualmente ante nuestros ojos. Cuantas menos prendas tiene encima más burro nos pone y más ganas tenemos de recorrer hasta el último rincón de su anatomía. Cuando al final se queda desnuda descubrimos que sigue teniendo dos tetas y un culo, claro, pero como para olvidar el striptease previo.

Tener una ambientación y un escenario estupendo no serviría de nada si, como ocurría en Far Cry 2, hubiese demasiados elementos que lastrasen la diversión. Por suerte Far Cry 3 lo hace todo bien. Para ejemplo un botón. Repartida por la isla hay más de una veintena de torres de radio que debemos escalar para revelar zonas del mapa. Siendo como es un juego desarrollado por Ubisoft, antes de empezar mi primera escalada ya estaba temiendo una mecánica similar a la empleada por los Assassin’s Creed: mantener el botón “equis” pulsado y “to palante”. Pues no. Escalar cada torre de radio es una experiencia única que requiere cierta habilidad. Tendremos que trepar por montones de hierrajos, saltando, haciendo equilibrios, aganchádonos… En definitiva, utilizando una mecánica elaborada y que no se hace repetitiva a la tercera.

Far Cry 3_ 2

Este ejemplo sobre escalar torres de radio es solo eso, un simple ejemplo. Donde mejor se ve lo bien que combinan todos los elementos que Far Cry 3 mete en la coctelera es, por suerte, en el propio combate. Un elemento tan aparentemente insignificante como el sistema de cobertura, que normalmente se solventa utilizando un botón para que nuestro protagonista pegue el lomo al muro de turno, funciona mejor que en ningún otro juego del género. Tan solo tendremos que estar cerca del saliente y utilizar el botón de apuntar para que, poco a poco, vayamos saliendo de la misma. Es un sistema más cómodo que el habitual de “pulsar A para adherirte a la columna” y tan efectivo que una vez probado no entiendes por qué demonios no está en todos los videojuegos del género. El sigilo es otro elemento que, como la experiencia y las habilidades que vamos ganando con las correspondientes subidas de nivel, funciona de maravilla. Es cierto que algunos enemigos están algo cegatos, pero se compensa con creces gracias a la enorme satisfacción que proporciona “limpiar” un campamento sin que nadie te vea.

Otras mecánicas que funcionan perfectamente son las de conducción o la del llamado “crafting”. La primera es una estupenda lección de cómo hacer que ponerse al volante de un jeep, un quad, una moto de agua o una barca consiga mantener el equilibrio entre un cierto realismo (pero sin pasarse) y la diversión. La segunda, por su lado, nos dará la posibilidad de crear desde carteras más grandes para guardar más dinero, hasta jeringas para curarnos o ahuyentar animales. Todo ello con los ingredientes que consigamos de la isla cortando florecitas y destripando animales.

far Cry 3_3

Por si acaso la campaña de Far Cry 3 —que puede terminarse sin muchos apuros en veinte horas— se hace corta, el juego incluye un modo cooperativo para hasta cuatro jugadores (que en consolas puede incluso disfrutarse a pantalla partida). Este modo tiene su propia historia, situada unos meses antes de la principal, y sus propios protagonistas que nada tienen que ver con Jason Brody. Los únicos puntos en común: la isla como campo de batalla, unos enemigos deshumanizados a los que no nos importa destripar de todas las formas posibles, y todas las mecánicas de combate que tan bien funcionan en la aventura principal.

Supongo que no es necesario hacer un análisis exhaustivo al respecto para comprobar que Far Cry 3 es todo un espectáculo a nivel visual. Lo que sí se merece un análisis más en profundidad, sin lugar a dudas, es su banda sonora. ¿Por qué? Porque consigue emparejar algunos de los mejores momentos del juego con una serie de temas estupendos, que los hacen si cabe más memorables. Die Antwoord, Skrillex o Richard Wagner se dan cita en una inusual banda sonora que por momentos consigue poner los vellos de punta. Quemar campos de marihuana a ritmo de Make it Bun Dem es posiblemente la mejor experiencia que se puede tener con esta planta sin fumársela.

far cry 3_4

Far Cry 3 es escandalosamente bueno. Hace muchas cosas y, salvo detalles relacionados con una narrativa que está relegada a un segundo o tercer plano, lo hace todo bien. La única incógnita en torno al juego, pues, es saber por qué motivo Ubisoft decidió lanzar semejante bomba de videojuego a finales de año, oculto tras la cortina de Assassin’s Creed III y sin una campaña de promoción tan potente como por ejemplo la de este. En cualquier caso, y a falta de conocer este detalle, no es arriesgado afirmar que estamos ante uno de los mejores juegos de 2012 y posiblemente ante uno de los productos más redondos que han salido de las oficinas de Ubisoft en años.

I fink u friky
  • +0
    responder
    Juanfran Sierra Ruiz
    Soldado destinado
    17 diciembre, 2012

    Se han gastado toda la pasta en promocionar AC3

  • +0
    responder
    Tana Díaz Suárez
    Soldado destinado
    17 diciembre, 2012

    Lo prefiero así y no como EA tanta publicidad de Fifa 13 y el peor juego a cuanto a fallos se refiere!!

  • +0
    responder
    Gustavo Santos
    Soldado destinado
    17 diciembre, 2012

    No le han dado promociòn pq no la necesita. Ya la hacemos nosotros por cuenta propia. :p

  • +0
    responder
    Álvaro Centella Roldán
    Soldado destinado
    17 diciembre, 2012

    a mi me resulta de lo más aburrido

  • +0
    responder
    Los mapas de Call of Duty, Battlefield y Counter-Strike recreados en Far Cry 3
    Recluta
    19 diciembre, 2012

    [...] raíz de la jugabilidad de unos y otros. Curiosamente, todo es gracias a Far Cry 3 (del que Andrés habló muy bien a principios de semana) y su estupendo editor de niveles que ha permitido que un usuario haya [...]

  • +3
    responder
    Por qué Far Cry 3 es mejor RPG que Skyrim
    Recluta
    21 diciembre, 2012

    [...] que leí los análisis de Far Cry 3 de Andrés y Javi Sánchez (@quimicefa) en gamesTM, andaba como loco para sacar tiempo y echar el guante a lo [...]

Fuego cruzado, ten cuidado donde apuntas.