ENLIST WITH FACEBOOK
--

Baldur’s Gate 3

Baldur’s Gate 3 está predestinado a no existir. Quizás su propia naturaleza hace que los sueños húmedos del acérrimo fan no puedan cuajar por el sencillo hecho de que la saga no necesita un cierre ”extra”. Throne of Bhaal, consensuada más como una expansión de la segunda parte que como una entrega independiente cerró, con mayor o menor acierto, los embrollos de los hijos de Bhaal en sus aventuras a lo largo de la costa de la espada, por lo que como ya les digo, un nuevo título que haga uso del nombre estaría completamente desligado de la saga. De lo que muchos no somos conscientes es que, aún siendo un añorado sueño, ese hipotético BG3 ha estado a puntito de caramelo más de una vez.

BG1 fue lanzado en 1998, su expansión al año siguiente y la segunda parte a mediados del 2000. Tras esto, y aún con Throne of Bhaal en pleno desarrollo, Interplay, editora de la saga, pensó que había que aprovechar el éxito de la marca a toda cosa. Para ello, además de expandir el hermanado universo fraguado por Black Isle en Icewind Dale, encargó a Snowblind Studios el adaptar la filosofía de la saga en consola. Debido a eso nació la subsaga Dark Alliance, que aunque a años luz de la profundidad y posibilidades de los títulos de PC, adaptaba el escenario de campaña de los Reinos Olvidados y el reglamento de Dungeons & Dragons en forma de un ligero pero resultón dungeon crawler con más acción descerebrada que otra cosa. Lo que no llegó a trascender es que, además de esto, Interplay tenía bajo la manga otro proyecto de la mano de Black Isle Studios, la mismísima tercera parte de la saga.

Baldurs Gate 3 posada

El proyecto tenía varios nombres en clave, como “Project Jefferson” o “FR6” para los usuarios y “The Black Hound” de puertas para dentro. El acuerdo que Wizards of Coast (propietaria de los derechos de explotación de D&D) tenía con Interplay es que estos tan solo podían realizar juegos en cuyos títulos figurasen las marcas Icewind Dale o Baldur’s Gate, de modo que si se quería recurrir de nuevo a los Reinos Olvidados, era obligatorio recurrir al nombre, aunque luego no tuviera nada que ver con sus predecesores.

Su concepción empezó a finales del 2000 de forma paralela al desarrollo de las expansiones de Icewind Dale y de su secuela, y no fue hasta que se publicó ésta a mediados de 2002 cuando empezaron a trabajar intensivamente en él. Según Josh Sawyer, el que fue su diseñador jefe del proyecto, las únicas similitudes de “The Black Hound” con respecto a otros títulos de la saga era su ambientación en los Reinos Olvidados, el sistema de reglas y el desarrollo basado en la interacción entre un grupo de aventureros.

Por aquel entonces, sus camaradas de Bioware andaban inmersos en el desarrollo de Aurora Engine, el motor 3D que estrenaron en Neverwinter Nights. Dado el auge de las tres dimensiones en el sector, parecía casi una obligación hacer algo parecido, por lo que de esa premisa comenzó a tomar forma el “Jefferson Engine”. Lo que no se imaginaban es que este nombre estaría relacionado con la cancelación de los dos proyectos más ambiciosos de Interplay.

Baldur's Gate 3 hielo

De forma paralela a todos estos berenjenales, Interplay fue comprada en 2001 casi en su totalidad por la editora francesa Titus Interactive, que tras un acuerdo de publicación con Vivendi Universal cambió la filosofía de publicación del estudio recientemente adquirido por una más enfocada al desarrollo para consolas. En vista de los cambios, Brian Fargo, fundador de Interplay, abandonó el barco, provocando una reacción en cadena de acontecimientos que finalizó con el desmantelamiento de Black Isle Studios en 2003, casualmente al mismo tiempo que la finalización de los derechos de explotación de la marca en PC. Tan solo BG: Dark Alliance 2 se lanzó posteriormente, mientras que el “Jefferson Engine” quedó relegado a su uso en el también cancelado posteriormente Fallout 3 de Interplay, por aquel entonces de nombre clave “Van Buren”. Pero el cuento no acabó ahí.

Y de las cenizas de Black Isle nació unos meses después Obsidian Entertainment, estudio que nos ha dado muchas alegrías a lo largo de estos años gracias a nombres de la talla de Chris Avellone, Chris Jones o Fergus Urqhuart. Gracias a las declaraciones realizadas por este último hace unos días (Urqhuart es CEO y co-fundador de Obsidian así como uno de los peces gordos de Interplay/Black Isle) nos acabamos de enterar de que en Obsidian también estuvieron trabajando en BG3.

Tras la pérdida de Interplay en cuanto a la licencia Dungeons & Dragons, Atari fue la que recogió el testigo, encargándose sin ir más lejos de la publicación de la saga Neverwinter Nights. Tras el desarrollo de su secuela por parte de Obsidian, éstos recibieron en 2007 la propuesta por parte de la distribuidora de realizar la esperada tercera entrega de BG, a lo que el estudio advirtió que para lanzar un producto de calidad debía disponer de un presupuesto de unos 25 millones de dólares. En abril de 2008 el proyecto estaba en marcha.

Baldur's Gate 3 galeria

Por aquel entonces, gran parte del equipo se puso a trabajar en el proyecto, ya que el estudio venía de finalizar la segunda expansión de Neverwinter Nights, amén de haber cancelado aquel sugerente RPG ambientado en el universo Alien y no tener ningún otro proyecto en el horizonte aparte de Fallout: New Vegas y Alpha Protocol, todavía en pañales. La prensa, todavía ajena a todo este asunto, se hizo eco de la existencia de un proyecto que iba a nacer como módulo gratuito para Neverwinter Nights 2 que recuperaría aquel “The Black Hound” de los tiempos de Black Isle Studios. Dicho proyecto fue anunciado nada menos que por Josh Sawyer, quien fuera diseñador jefe de aquel primer intento. Al final dicha iniciativa quedó en nada. De hecho, ambas lo hicieron.

Pero volviendo a Obsidian, lo que fastidió esta nueva intentona es que Atari había comenzado a tener pérdidas desde 2005, desembocando entre otras cosas en la compra de su división europea por parte de Namco Bandai, casualmente, la misma en la que trabajaba el productor con el que Obsidian había acordado la financiación del juego. O lo que es lo mismo, BG3 de nuevo a la cuneta.

Baldurs Gate 3 captura

Y así llegamos al día de hoy, cuando el estudio Overhaul Games, presidido por uno de los co-fundadores de Bioware, se hace con los derechos de la marca y lanza una revisión mejorada de BG1 pretendiendo hacer lo propio con el resto de entregas y dejando caer que si las ventas acompañan se lanzarán a realizar la maldita tercera parte. Trent Oster parece un tipo que quiere hacer las cosas bien, aunque se ha topado con muchas puertas cuando pretendió realizar un verdadero remake y no una reedición con tres tonterías, según contó el otro día a la gente de Eurogamer.

Oster no se pilla los dedos cuando le preguntan sobre el proyecto, primero porque de hacerlo, poco tendría que ver con los juegos anteriores, y segundo porque el nombre pesa mucho, y de hecho, al nombrarlo, se refiere al mismo como “Baldur’s Gate Next”. Mejor que nos olvidemos del tema. O al menos, que pensemos en el prometedor Project Eternity como su sucesor espiritual. Por cierto, lo está desarrollando Obsidian, por lo que ahora vemos con otros ojos aquel proyecto que de la noche a la mañana apareció en Kickstarter. La de vueltas que da el mundo.

Crónicas de un proyecto maldito
  • +0
    responder
    Bitacoras.com
    Recluta
    18 diciembre, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Baldur’s Gate 3 está predestinado a no existir. Quizás su propia naturaleza hace que los sueños húmedos del acérrimo fan no puedan cuajar por el sencillo hecho de que la saga no necesita un cierre ”extra”. Throne o……

  • +0
    responder
    KiKo
    Recluta
    18 diciembre, 2012

    Buena lección histórica.

    Personalmente, a mi me da igual que haya un Baldur’s Gate 3, mientras sigan saliendo juegos que lleven parte de su esencia. Ya veremos si Project Eternity cumple las altas expectativas que se han puesto en el proyecto.

  • +0
    responder
    piter
    Recluta
    18 diciembre, 2012

    Lo que quieren algunos es un Baal 3, Puerta de Baldur es una ciudad y pueden desarrollar todas las tramas que quieran a partir de ahí.
    Realmente tienen ambientación para cientos de campañas, no veas la de libros que hay de Reinos Olvidados, si no hacen juegos con ello es porque no se atreven o no quieren, en los Baldur solo se ven dos o tres reinos y hay más de treinta solo en la época de la caída de Baal.

  • +0
    responder
    rocky
    Recluta
    19 enero, 2013

    yo creo que en nuestra memoria queda la esencia del primer baldur’s y que ultimamente nos hemos dado cuenta que algunas cosas del pasado eran mejores que las del presente y con la evolucion de las nuevas tecnologias ni decir cabe que se podria hacer una tercera parte plagada de personajes enigmas y mejoras ala hora de jugar.Todos nos acordamos de lo bueno que era baldur’s….solo nos queda soñar y ver renacer una nueva entrega que satisfaga a todos…..que no defraude……..que se cumplan los sueños…..

Fuego cruzado, ten cuidado donde apuntas.