ENLIST WITH FACEBOOK
--

Cierres en GameStop: Un modelo obsoleto

Son tiempos duros para el mercado físico en el sector del videojuego. Bueno, quizás no se trate de un castigo divino y la disminución en las ventas por parte de las cadenas consagradas no sea más que la obvia consecuencia de no haberse sabido adaptar a los nuevos modelos de negocio del ámbito online, mucho más asequibles y prácticos en la mayoría de los casos.

Las agoreras noticias al respecto que estamos viendo durante los últimos días han tenido que ver nada menos que con la franquicia GameStop, el gigante americano con más de 6000 tiendas alrededor del mundo, casi 30 años a sus espaldas y un sinfín de asociaciones y productos derivados. Sin ir más lejos, la conocida revista GameInformer es suya. Hace unos días supimos del cierre de los tres establecimientos ubicados en Irlanda del Norte en un intento por focalizar las ventas a través de la división online británica, Game UK. Este lunes pasado amanecieron dichas tiendas cerradas con un cartel que les invitaba a visitar dicha web, y parece ser que los propios empleados de esas tiendas se enteraron de la noticia este mismo fin de semana. Mal síntoma.

Recientemente nos hemos enterado de otro movimiento algo más grande, ya que a través de la web de su país se ha anunciado el cierre de las 13 tiendas en funcionamiento actualmente en Portugal. El asunto incluso nos pilla más de cerca si tenemos en cuenta que la sociedad GameStop Iberia S.L. es la encargada de gestionar las tiendas tanto españolas como portuguesas, y ya saben eso de las barbas del vecino.

La historia de GameStop en nuestro país es bastante curiosa. Posiblemente muchos recordarán la cadena de tiendas Jump, especializadas en la venta de ordenadores y software. Ésta fue fundada en 1988 por el empresario Javier Melero, posicionándose como una de las empresas más fructíferas en su campo, pero como otras tantos negocios tecnológicas en la pasada década no supo adaptarse a los nuevos tiempos, de forma que el mercado online, las grandes superficies multi-venta  (Fnac, Media Markt y similares) y una competencia más dinámica (¿alguien dijo PC-Box?) hicieron que de los 80000 ordenadores vendidos en el año 2000 se pasara casi a la mitad tan solo cuatro años después.

Como medida para potenciar los ingresos de la empresa, en 2005 realizaron un acuerdo con la distribuidora americana EB Games para empezar a vender de forma progresiva también videojuegos junto al resto de material informático en sus 140 tiendas de España, o al menos ese era el acuerdo inicial. El cambio de planes fue fruto de la compra por parte de GameStop de la propia EB Games tan solo tres meses antes de dicho acuerdo, por lo que al final el cambio fue absoluto, y los establecimientos fueron transformados en su totalidad para convertirse en centros especializados en software lúcido en exclusiva cambiando el nombre por el del gigante americano, dejando algunas de las tiendas por el camino, todo sea dicho. Y así nació GameStop Iberia.

Casualmente, también han cerrado un par de centros GameStop en Madrid estos días, por lo que queda fuera de toda duda que se está produciendo un reajuste a nivel mundial de la franquicia para hacer frente tanto a la crisis en todos los ámbitos que llevamos sufriendo ya unos cuantos años como a la ya mencionada merma en las ventas por no adecuarse a la competitividad actual, que irá a peor si no se hace nada para remediarlo.

Es evidente que si no se ponen precios competitivos y se adecua uno a las capacidades de los rivales inmediatos, es muy difícil subsistir en un mercado tan cambiante y feroz como es el de la venta de videojuegos. Ya no es tan solo problema de Gamestop, sino del resto de tiendas españolas, que a día de hoy siguen inflando sus precios por culpa de un sistema de distribución patrio que deja mucho que desear con respeto al de otros lugares. Puede haber 20€ de diferencia entre el precio de salida de una novedad aquí y en Reino Unido, amén de que tras unos tres meses a la venta, el producto suele valer casi la mitad, algo impensable en la mayoría de los casos aquí, de modo que cada vez más gente recurre a la importación o directamente a la descarga digital. Sendas costumbres han ido instaurándose cada vez más en los últimos años, y sin duda van a repercutir mucho más en el modelo de negocio actual a no ser que se ponga solución a esto. El problema es que ya podría ser demasiado tarde.

Puede que GameStop sea el reflejo en el que el resto del mercado debería mirarse para no pasar por los mismos problemas. Dicen que si algo no está roto, no hay por qué arreglarlo, pero cada vez hay menos gente que pasa por el aro de un modelo de negocio obsoleto al tener conocimiento de unos precios y oferta lúdica mucho mayor en otros países que aquí, por lo que la multinacional debería haber hecho caso del eslogan de uno de sus competidores indirectos y darse cuenta de que el cliente no es tonto.

  • +0
    responder
    Fisulato
    Recluta
    26 enero, 2012

    Es triste la noticia, pero bien es verdad que todos sabemos como gasta los precios gamestop, y si ya en España los precios de los juegos tardan en bajar una burrada, en GameStop casi siempre suelen ser los últimos, lo que no puede ser, es que yo me haya comprado el Okamiden DS por 9,95 hace 6 meses en un Game, y que el otro día en GameStop lo sigan teniendo a 40,98, su política de precios no es la adecuada,  y por muy buen servicio que den los empleados a sus clientes, el dinero es el dinero, y si en cada juego de ahorras un poquito, al comprar 7 juegos te da para otro más de ahorro. 
    Esperemos que metan mano sobretodo a la política de precios, ya que las otras cadenas vienen pisando muy fuerte, y esto es como la ley de la supervivencia, o te adaptas o no duras. 
    Un saludo!

  • +0
    responder
    Joseph Robert González Guerra
    Recluta
    26 enero, 2012

    No estoy de acuerdo yo muchas veces me he llevado juegos mucho más baratos en gamestop, los únicos que te salen rirados de precio en game son FIFA PES o Call of Duty que realmente los de futbol estan bien pero los COD son un auténtico asco!!!!

  • +0
    responder
    Oskar Sorrow
    Recluta
    31 enero, 2012

    Entonces en este caso no hay que echarle la culpa a la crisis, que parece que esta de moda, si no sabes gestionar aun en tiempo de bonanza te comes los mocos y ya les paso antes  con las tiendas de ordenadores. He sido trabajador de Gamestop durante un año y la gestion del negocio es nefasta, la segunda mano, que supuestamente es de lo que viven es un timo, la mayoría de veces tan solo 5 euros mas barata. No saben comprar juegos, compran en cantidades ingentes todo lo que da mucho margen, que suelen ser los juegos mas malos y luego como es normal se los comen con papas. Y la atención al cliente que los empleados estan obligados a realizar se basa en estar encima del cliente y darle el coñazo. Sumad todo esto y vereis que una empresa así no puede subsistir mucho tiempo y en este negocio menos aun. En madrid han cerrado ya 3 tiendas y varios kioskos que pusieron en doo o tres centros comerciales así que van ya por aqui unas 6 tiendas mas o menos.
    Lo siento por los empleados, pero soy de los que se alegra de que una empresa así se hunda

Fuego cruzado, ten cuidado donde apuntas.